“¡Oh, inmortal Afrodita, …”

¡Oh, inmortal Afrodita, de cincelado trono,
astuta hija de Zeus!, te suplico:
no domes con aflicciones ni disgustos,
oh Señora , mi alma.
Al contrario, ven aquí si ya en otra ocasión
oyendo desde lejos mis palabras,
me escuchaste, y abandonando la aúrea morada
de tu padre, viniste,
tras uncir un carro. Y te llevaron hermosos
gorriones rápidos en tomo a la negra tierra ,
agitando sus tupidas alas, desde el cielo ,
a través del éter.
y al instante llegaban y tú, bienaventurada,
tras dibujar una sonrisa en tu rostro inmortal,
preguntabas qué me había pasado entonces y por qué
de nuevo yo te llamo,
y qué deseo sobre todo que me ocurra
en mi alma enloquecida. “¿A quién de nuevo convierto
…………………. a tu amor?, ¿quién, Sara, te daña?
Pues si te huye, rápido te persegu irá,
si regalos no acepta, los dará,
y si no ama, rápido amará,
aunque no quiera .”
Ven a mí también ahora y líbrame
del pesado tormento, y cuanto mi alma
desea, cúmplemelo, hazlo, sé tú misma
mi aliada en la lucha.

Safo

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s