Vivir sin arte es morir en vida: la necesidad de crear

El vuelo de la lechuza

Niebla Unamuno.jpgPorque la mudez puede acarrear la indecible soledad y el agudo sufrimiento de la locura, pero dejar de leer es la muerte instantánea. Sería como vivir en un mundo sin oxígeno.

Rosa Montero, El amor de mi vida

Como para Rosa Montero vivir sin libros sería morir, aquí nos atrevemos a decir que vivir sin arte, en cualquiera de sus manifestaciones, sería morir. Morir en su sentido absoluto, es decir: dejar de existir. Fue Descartes quien sentenció “pienso luego existo”, el cual, por otro lado, se ha transformado a lo largo de la historia en múltiples variantes, entre las que cabría destacar “amo luego existo” –muy comentada por Unamuno en sus nivolas–. Sin embargo, equiparar pensar a existir sería otorgar a la capacidad racional el poder sobre todas las cosas, la cúspide de la pirámide, o en el segundo caso, al amor. Y aquí no…

Ver la entrada original 1.446 palabras más

Anuncios