Inmortal Afrodita …

Inmortal Afrodita de adornado trono,
hija de Zeus tejedora de engaños, te suplico,
no sometas mi alma con dolores y penas,
soberana,
sino ven acá, si quizás, en otro tiempo,
oyendo mi voz a lo lejos escuchaste,
y tras abandonar la morada de tu padre
llegaste luego de uncir
el carro dorado: te condujeron los hermosos
y veloces gorriones por encima de la negra tierra

Afrodita viaja en su carro, tirado por dos palomas muy fuerte, mientras que  Cupido lleva las riendas : Flora salpica el camino con flores y una liebre  siguiente Fotografía de stock - Alamy

batiendo sus fuertes alas desde el cielo
por en medio del éter;
y en seguida llegaron; y tú, dichosa,
sonriendo con tu rostro inmortal
me preguntaste por qué sufría de nuevo
y por qué te llamaba otra vez
y qué más quería que le sucediera
a mi alocado corazón: “¿a quién persuado otra vez
de dirigirse de vuelta a tu amor? ¿quién,
Safo, te hace daño?
Porque si de ti huye, pronto te perseguirá,
y si regalos no recibía, en cambio te los dará,
y si no te ama, pronto te amará
aunque ella no lo desee”.
Así pues, ven a mí ahora, y líbrame de mis penosas
preocupaciones, y cúmpleme cuanto
mi corazón desea, ¡cúmplelo!, y tú misma
sé mi aliada en la lucha.

Este poema es un himno clético (de llamada o invitación) con el que se solicita la presencia y mediación de la divinidad invocada.

El tema de la red es muy común; en este caso, la red de engaños de Afrodita captura y doblega la voluntad de los mortales.

Afrodita | Quién es, origen, historia, características, poderes, culto,  templos

Tradicionalmente el ave relacionada con Afrodita es la paloma; los gorriones simbolizan el erotismo, la fecundidad y el poder de la diosa en el contexto amoroso.

Lo inalcanzable

Antiguo Manzana-árbol Con Flores En La Primavera Fotos, Retratos ...
Imagen Zoya Kriminskaya

Como la manzana dulce se vuelve roja en la rama,
alta sobre la más alta y olvidada de los cosechadores
(pero no la han dejado por olvido: es que no la pudieron alcanzar…).

Poemas y testimonios, Safo.

Safo en voz de Agustín García Calvo

En el siguiente vídeo Agustín García Calvo reflexiona sobre su trayectoria en la poesía, el teatro, la filología, la enseñanza, la política, así como en otras disciplinas en las que ha trabajado a lo largo de su vida. Éste es un extracto de la conferencia que impartió el maestro en el ciclo «Autobiografía Intelectual», el 13 de mayo de 2010 en la Fundación Juan March, de Madrid.

Podemos apreciar cómo, con un arte inigualable, entona un poema de la poetisa Safo.

 

 

No creo poder tocar el cielo con las manos

 

Imagen relacionada
Amazon.es

La colección «Poesía portátil» nos brinda en No creo poder tocar el cielo con las manos una traducción inédita de algunos de los escasos textos que se conservan de la poeta griega Safo, figura clave en la tradición poética femenina europea.

Considerada la «Décima Musa» por Platón, los fragmentos conservados de la obra de Safo son escasos y constituyen una muestra fundamental de la primera poesía europea. Siendo ya en su época una autoridad, los siglos la han situado como un referente de la literatura femenina que ha inspirado por igual a hombres y mujeres. Los textos que nos quedan de su obra atestiguan una sensualidad intensa y delicada que canta los dolores y la alegría de la pasión amorosa.

«…y cuando ríes seductora. Entonces

el corazón me tiembla dentro del pecho,

pues en cuanto te miro no me sale

ni un hilo de voz.»

Ficha técnica

  • Título: No creo poder tocar el cielo con las manos (Flash Poesía)
  • Autor (es): Safo
  • Sello: LITERATURA RANDOM HOUSE
  • Idioma: español
  • Formato, páginas:E-BOOK EPUB
  • ISBN: 9788439733256
  • Temáticas: Poesía
  • Colección: Poesía portátil
  • Edad recomendada: Adultos

 

 

Sobre la verdadera Safo

Safo nació en Ereso, en la isla de Lesbos. No parece probable que naciera en Mitileno, la capital de la isla, a pesar de algunos testimonios antiguos que así lo indican. Hija de Escamandrónimo y de Cleis. Safo perteneció a la aristocracia local lesbia.

Bust Sappho Musei Capitolini MC1164.jpg
Busto con la inscripción Safo Eresia,
es decir “Safo de Ereso”.
Copia romana de un original griego
del siglo V a. C. | Wikipedia

Estuvo un breve tiempo casada con un rico comerciante de Andros que murió pronto. Este varón se llamaba Cércilas, del que tuvo Safo una hija de nombre Cleis al igual que el de su madre.

Mantuvo una estrecha relación con Alceo, otro gran poeta. Alceo y Safo, ambos de Lesbos, eran contemporáneos, aunque parece probable que Safo fuera algo más joven que Alceo. Entre ambos existía una buena relación de amistad, pero no relación amorosa alguna como a veces se ha pensado.

Sappho, por Charles Mengin (1877) | Wikipedia

Los temas de los poemas de Safo, a excepción de los epitalamios compuestos por encargo para ayudarse a vivir, provenían de experiencias personales y a menudo las composiciones estaban dedicadas a las jóvenes de su grupo. Entre las amigas a las que Safo dirige sus poemas se encuentran Atis, Góngula, Anactoria, Arqueanasa, Mnasídica, Girino y otras.

El amor a veces atribuido a Safo por Faón y el suicidio de la poetisa en el salto desde la roca del Léucade son motivos meramente ficticios.

Safo saltando al mar desde el promontorio leucadio, por Théodore Chassériau, c. 1840 | Wikipedia

En Lesbos existían, aparte del círculo de Safo, otros grupos similares de nobles y hermosas muchachas, como los de sus rivales Andrómeda y Gorgo.

Se conoce que Safo sufrió el destierro en Sicilia, probablemente entre el 605-591 a.C. a causa de a hostilidad de otras familias nobles de Lesbos, como los Cleanáctidas, culpables de su destierro, y los Polianáctidas.

El problema principal que en torno a la figura de Safo se plantea es el denominado problema sáfico. Cabe, pues, preguntarse qué finalidad tenía la casa de Safo como ”la casa de los servidores de las Musas”, en la que las muchachas del círculo de Safo vivían durante un cierto tiempo.

Resultado de imagen de imagen safo
Safo y Erinne (Solomon, 1880) | Wikipedia

No tiene fundamentación rigurosa alguna la interpretación puramente erótica que se ha transmitido desde la propia antigüedad greco-latina, según la cual en el grupo de Safo dominaba la idea del libertinaje femenino. En este sentido cierta crítica antigua presenta a Safo como una hetera homosexual (cf., p. ej. Dídimo, Taciano, Horacio, Ovidio, Máximo de Tiro). Este interpretación parece basarse más bien en un prejuicio moral que a Safo le era totalmente extraño.

Según otra interpretación, la finalidad del círculo sáfico sería la de educar a las muchachas nobles de Lesbos y otras regiones como Jonia en Asia Menor. Otras interpretaciones llegan incluso a proponer el plan de estudios más o menos detallado de la supuesta escuela sáfica.

Una tercera interpretación es que el grupo de Safo sería un tíaso o asociación religiosa-cultural, en honor de Afrodita y de otros dioses como las Gracias y las Musas celebradas por Safo.